21/9/17

Cuando fue suficiente

Dulce Qaren, que prisa por observar la forma de tu cabello negro libre caer parejo sobre tus hombros, como rayos morenos pareando sobre la breve redondez de tus pequedeltoides y la incipiente turgencia de tus pechos. ¿Qué hago mirando eso? Pero miro, y miro con más descaro también el ángulo de tus ojos, igual de oscuros pero enmarcados con ebano rimel. Todo en ti bajo la armonía del oscuro, al brillo de ser una veinteañera, camiseta negra, buzo negro, largo cardigan moteado blanconegro, y el único punto de color esa gruesa chalina verde petróleo que se arremolina como ondas amorfas entre tu cuello y tu pecho.
Me sorprende que lleves maquillaje tan temprano esta mañana friolenta, me sorprendo observándote esta mañana.

será porque pareces un recuerdo que alcanzó el futuro, ah dulce Qaren, incluso te he bautizado de manera particular. Y es curioso que lleves tu celular al cinto pero también un peine de color marfil. Qué hacen un peine y un celular inteligente apuntando en  la mitad de ti con tecnología y limpieza... y es tiempo que afirme: sí, es lindo que lleves peineta clara para peinarte ante el asomo del viento insolente.

Joven, densa, delgada, como una niña veinteañera que en medio de la primavera de saberse floreciendo también proyecta delicada pulcritud de madurez. Con cierto anhelo preparado hay una ligera pendiente carnosa entre tu labio superior y tu labio inferior. Por favor si que es extraño... ¿te habrán dicho que tu boca de tenue rosa parece esculpida en el renacimiento?
y claro debías otear lo que aparecen en tus redes, pasando esos dedos largos, acabados en aseadas uñas largas sin manicura, sobre la pantalla led de tu iphone oscuro. Pero qué afición por el bruno color y emparejarse con ese tono muchacha de piel trigocapulí.
Noto lo mucho de verdad de tus colores, la forma de moderno sentimiento que representan como lienzo: tú y tu figura espigada. Tienes encanto, me tienes describiéndote, es síntoma que hay un tiempo y consecuencia entre tus manos, preguntas sobre el encasulapdo destino que trazan tus ojos, que alberga tu piel, y tus manos trabajarán.
¡oh dulce Qaren perfecta extraña!

31/8/17

¡¡Hahhh hahhh hahhh!!

Siempre serás audaz por encima de todos. Aunque seas trágica, difícil, y dura... no podré decir que te has equivocado. Pero sí, que tienes en tu espalda muchos momentos de arrepentimiento. Y es que en el momento donde dejaste de sentir que podías manejarlo, claro que no te detuviste. 

Todo por un amor que no existió, porque lo que existe en todos es ilusión. Porque en el ocaso del malecón miraflorino la oscuridad siempre llega tras la tarde. Es el ritmo de las cosas, el ritmo planetario de tu pulso y ambición.
acaso no se vuelve agrio ese momento dulce,
acaso no es oscuro ese olor rico,
acaso no agrieta ese sabor suave.

No he dejado de recordarte, de varias formas,que el amor que buscas solo existe fuera de aca, en ese punto brillante de espíritu inagotable que muchos llaman Dios. Sí, anda ahí, con ÉL. Lo sabes, lo intuyes, pero te niegas a coger tus pelos, amarrarte el cinto y saltar al cielo buscando ir al infierno.
Mejor se va, porque siempre quieres más, más de lo que puedes tolerar, más de lo que puedes ofrecer. Cuando te has dado en tu totalidad, sabes que el principio de todos tus sueños, es que siempre has esperado. Ir directamente a su lado, como:
el invierno de julio, los rios aridos
y las aguas que fluyen al norte

Estas acá, toma un respiro y construye tu maldita escalera para alcanzar el cielo. El tiempo fue ayer, hoy son tus manos volando a la lejana luna, es aquí... estoy a tu lado. ¡Ya!

31/7/17

luz

La mañana de ayer parecía un pequeño destello de esperanza.
La aparición en el paradero de esta pintora, tenía la extrañeza de alguien que solo aparece como el presagio de una epopeya. No tenía nada en especial, pero puedo juzgar que una mujer tiene a veces ese poder mágico, despertar el tiempo de tus historias siendo naturalmene espontánea y cruda. Su sinceridad me cobijó por unos minutos.

-Sabes dónde está la avenida principal...
-Creo que debes seguir de largo... Espera, me pareces familiar, no estudiabas con Peña hace años
-Lo conocías... una pena lo que pasó.
-sí, lo supe. fue a fines de junio, me enteré por las redes. Siempre fui nulo en sus clases; pero sus animales, las aves, la luz... aprendí que la acuarela tenía mucho de complicado, pero en las manos correctas te llevaba a otro mundo.
-Me gustaban sus clases, porque los martes y jueves podía escapar un rato de casa. Aunque no debería
-¿estas casada?
-dos pequeños, un esposo. Pero mi esposo ya no me agrada tanto... parece otro hijo
-¿cómo se llaman?
-lucía y tomás
-yo lucharía con toda las fuerzas de mi imaginación para darle un nombre bonito, muy bonito a mi hija destinada
-cómo sabes que será mujer.
-eso espero, sabias que las mujeres son mejores
-por ratos lo intuyo, pero por ratos no lo creo
-lo son, el final de toda gran historia está destinado para una mujer. ellas viven más, ellas piensan la vida, ellas sienten mejor la creación. Aunque también me da miedo pensar en esa hija futura, sufren mucho en este mundo hecho por hombres, sus hijos, sus nietos, sus esposos y hermanos
-deberíamos no estar acá, pienso
-si uds. no estuvieran acá tendríamos un presente opaco. Una madre, o una amiga, o una pareja... son como las aguadas, con el papel y la mano correcta que las acompañe pueden llevarte a otro mundo. 
-¿somos una técnica de bellas artes?
-son ese órgano de iglesia, que suena en arpegios durante el inicio sagrado de el momento más especial para ti y luego por magia el sonido se vuelve a un papel grueso y con la rápidez de muchos trazos e inclinaciones quedan eternas en un paisaje soñado. eso podrían ser, la conjunción imposible de muchas artes muy complicadas.
-es tiempo de que siga. mucha suerte con el nombre de tu hija futura, y que tenga una buena madre futura, también.
-yo también lo espero así. gracias.

24/6/17

Sol de ley

El sábado de hoy tuvimos un sol amable, como pocas veces sucede un día invernal. Sol de invierno en día del Inti Raimi. En la ciudad las cosas tienen un cierto olor a invierno, pero bajo luz clara. Eso parece conseguir que las tareas ya no tengan la lentitud usual y hasta parece que es un suave clima otoñal de efemérides entre rutina y descanso.
Será que las paradojas empujan a la vida de todos, con buenos o malos momentos.
E imagino cómo habrá llegado este sábado a tu calle. Me percaté hasta hace un momento que es sábado 24.
Y recuerdo el:
Rubor de tus ojos
Temblor de tu pelo
Calor de tu voz
Letargo de tu látidos
Pulso niveo que atrapa...
Pásalo bonito en dónde estés.
Sonríe como sol de invierno, sé paradoja entre tus brazos, sé instinto en tus pies
y que rosas blancas lleguen a ti nuevamente por cualquier vía.

Te cuento una anecdota de este día que hace mucho tiempo sé. Lo nombraron día del campesino porque en 1969 Velasco lo escogió para promulgar la ley de la Reforma Agraria. Un día trascendente cuyas consecuencias serán tejidas por décadas y décadas. Irrepetible y simbólico este 24. Como tú, incomprendida, amadora, rebelde o hasta fría.
Pero hasta los días de invierno pueden tener un momento de sol.
no lo olvides. 

(hoy también en 1994 partió donde papalindo Chacalón, escúchalo... es bueno)

3/6/17

hace cuanto

¿Recuerdas la última vez que hiciste el amor?
Yo si lo recuerdo, muy claro. Imagino que tu también. Claro no estábamos juntos en ese recuerdo.
Pero sabes te digo que somos un futuro recuerdo que aún puede concretarse.
Solo Dios Sabe
Me vino esa pregunta, porque hay personas que no se acuerdan de ese momento por alguna razón. Es como si fuera algo más rutinario. ¿lo es? O sea la última vez, es algo que puede reacomodarse continuamente.
Igual me da curiosidad sí.
si lo recordarás.
Pero este recuerdo no implica extrañar, si no, cómo lo haría si solo estas en un remoto ideal. Simplemente es un momento del pasado que se quedó estático.
Como el juego encantado.
Encantada
Encantado