24/6/17

Sol de ley

El sábado de hoy tuvimos un sol amable, como pocas veces sucede un día invernal. Sol de invierno en día del Inti Raimi. En la ciudad las cosas tienen un cierto olor a invierno, pero bajo luz clara. Eso parece conseguir que las tareas ya no tengan la lentitud usual y hasta parece que es un suave clima otoñal de efemérides entre rutina y descanso.
Será que las paradojas empujan a la vida de todos, con buenos o malos momentos.
E imagino cómo habrá llegado este sábado a tu calle. Me percaté hasta hace un momento que es sábado 24.
Y recuerdo el:
Rubor de tus ojos
Temblor de tu pelo
Calor de tu voz
Letargo de tu látidos
Pulso niveo que atrapa...
Pásalo bonito en dónde estés.
Sonríe como sol de invierno, sé paradoja entre tus brazos, sé instinto en tus pies
y que rosas blancas lleguen a ti nuevamente por cualquier vía.

Te cuento una anecdota de este día que hace mucho tiempo sé. Lo nombraron día del campesino porque en 1969 Velasco lo escogió para promulgar la ley de la Reforma Agraria. Un día trascendente cuyas consecuencias serán tejidas por décadas y décadas. Irrepetible y simbólico este 24. Como tú, incomprendida, amadora, rebelde o hasta fría.
Pero hasta los días de invierno pueden tener un momento de sol.
no lo olvides. 

(hoy también en 1994 partió donde papalindo Chacalón, escúchalo... es bueno)

3/6/17

hace cuanto

¿Recuerdas la última vez que hiciste el amor?
Yo si lo recuerdo, muy claro. Imagino que tu también. Claro no estábamos juntos en ese recuerdo.
Pero sabes te digo que somos un futuro recuerdo que aún puede concretarse.
Solo Dios Sabe
Me vino esa pregunta, porque hay personas que no se acuerdan de ese momento por alguna razón. Es como si fuera algo más rutinario. ¿lo es? O sea la última vez, es algo que puede reacomodarse continuamente.
Igual me da curiosidad sí.
si lo recordarás.
Pero este recuerdo no implica extrañar, si no, cómo lo haría si solo estas en un remoto ideal. Simplemente es un momento del pasado que se quedó estático.
Como el juego encantado.
Encantada
Encantado

31/5/17

Despacito

Creo que el problema más esencial de nuestros temperamentos se debe a una simple descordinación. Tu duermes al este, yo al oeste, y de esa forma del sol que sale al sol que se oculta tenemos dos ritmos muy distintos.
Te has dado cuenta acaso lo peculiar que eres al cuidar de otros, y sientes que nadie te cuida a ti.
todos los días te preocupas por alguien, y te extrañas a ti misma.
Yo también cuido, pero suelo ser algo lento en captar el detalle, pero eso sí soy más práctico. Por eso mis cuidados pueden ser más cómicos.
De todas formas ambos somos muy sensibles, y sentimos muy hondo que la vida suele ser muy jodida cuando da muchas limitaciones para proteger a quiénes más quieres. Si pudieramos ser y calzar a la perfección en las expectativa de ellos que necesitan de nosotros.
Buscamos ser lo mejor de nuestro ser, pero para velar por quienes amamos.
Es muy contradictorio, y en realidad deberíamos prometer menos. Aunque eso es difícil, tu y yo amamos prometer porque nos sale muy fuerte entregarnos.
El otro día te soñé. Estabas sola pero bien, podría decir que eres brillante y pegajosa como una canción de moda. Me gustaría verte bailar, pasito a pasito en la pista de un karaoke japonés.
Me viene a la mente una pregunta ensortijada: ¿Nos estaremos esperando para ser padres?

30/4/17

Ventana de fe

Detenido sobre una esquina popular en pleno tráfico, puedo observar la gente andar y correr. y somos parte del mismo flujo. como en esta ciudad la movilidad es el viento surcando la sabana calurosa de un paisaje estático.
pero yo soy impopular
pero yo concibo estar preso de tus besos
pero yo creo que tengo una mentira emocional
pero yo percibo que mi enfermedad es poco elegante y amnésica
pero yo detesto esas frases hechas que dicen que el amor propio es primero 

Y debería dibujar un círculo perfecto en mi cuaderno para trazar la ruta de mis sueños y mis avisos. Como que he perdido el gusto por estas cosas, y ya parezco tonto de cómo me comporto cayendo o deteniendo todo atrás mío en pleno tráfico.

Empieza a calar el clima frío, porque debo protegerme para dedicarme a mi empresa: ser yo luz junto a la soledad.  O se trata de ser LA LUZ rendido al presente.

y esto del amor propio no lo entiendo, porque pienso honestamente que eso de la autoestima lo inventó ese psiquiatra perverso para hacerte sentir tan chato y corto que ni siquiera puedes querer el reflejo que bota el espejo. 
enamorarse es algo de otro ante ti, y de ti a ti no tanto, pues desde que nos cortaron en dos o más las almas, andamos por ahí pensando qué sería si otra figura pudiera ser la visión que aparece ante mi retina como luz de día y noche.
yo le digo a quienes hablan del amor interno, acaso le puedes tomar una foto a ese amor, puedes indicarle que se apoye sobre una pared clara, ponerle un vestido corto de flores y decirle sonríe. O puedes llamarle en algún momento y decirle hola, te quiero.
¿Si no hay fotos de ella, o juntos puedes decir con certeza que no estas desvariando?
ese amor propio es raro si no puedes verlo o escucharlo o palparlo o saborearlo a mordiscos u olerlo y todo para  soñarlo. Y decirte ya nada es igual.

El día a kilómetros es un río lunar, me lo imaginé, así como canción de ventana con ella, guitarrá y dulce voz.
Debo andar, y mirar por la ventana el flujo de mi mirada hacia el nombre que no he olvidado.

1/4/17

Moderación, cógeme

La soledad que nace por el silencio de tus labios, bajo la noche donde el cinturon de Orion destella. Para que lleguemos junto con el mes de vientos del otoño. Un mes de consejos, donde recuerdo la esperanza de un beso que nunca sucedió contigo, sobre el atardecer y el malecón frente al tornasolado infinito de esta agua sobre Tierra que parecería caerse en algún momento del espacio. 

¡¡Cuántas cosas que no sabemos!!

Porque llama mi espíritu entre risas la corriente de tu presencia.
Cuál es el sentido, si los barcos se hunden, los aviones caen y las calles se inundan; pasa el tiempo oscuro y existen unos labios que no saben pronunciar mi nombre. Aunque tu nombre y el mío son casi uno, como en el sonido que recorre toda la creación, de polo a polo en el cosmos. Nos une nuestra rima, gemelos en nuestras silabas de nombre.

Con este amor que te espera en eterna libertad. 

Las ideas de todos los profetas están dibujadas en las paredes, en el olor de esos señores bebiendo cerveza, en la contaminación que bajo presión señala que sí, que somos compañía en la soledad de nuestras palabras distanciadas. 

Una tarde aparecerás frente a mí, y aunque he imaginado ese momento. Creéme que no sabré qué hacer y es muy posible que por eso no haga nada. Pero en mí, ese momento será una tormenta donde tú eres protagonista de todos los sueños y tu boca es el destino de la magia, esa magia que nunca muere y yace entre nuestros huesos y labios esperando explotar.
Queda un dibujo que hice sobre arena a punto de ser alcanzada por mar:
¿Qué hay que hacer para alcanzar al Señor?
Uno sólo necesita trasplantar el corazón.
INAYT SHAH
La playa donde se esfuma se llama Embajadores, Santa María. Y ahí está el secreto de lo que nos debemos y lo desconocido de nuestras almas.