1/4/17

Moderación, cógeme

La soledad que nace por el silencio de tus labios, bajo la noche donde el cinturon de Orion destella, llegamos junto con el mes de vientos del otoño. Un mes de consejos, donde recuerdo la esperanza de un beso que nunca sucedió contigo, sobre el atardecer y el malecón frente al tornasolado infinito de esta agua sobre Tierra que parecería caerse en algún momento del espacio. 

¡¡Cuántas cosas que no sabemos!!

Porque llama mi espíritu entre risas, la corriente de tu presencia.
Cuál es el sentido, si los barcos se hunden, los aviones caen y las calles se inundan; pasa el tiempo oscuro y existen unos labios que no saben pronunciar mi nombre. Aunque tu nombre y el mío son casi uno, como en el sonido que recorre todo la creación, de polo a polo en el cosmos. Nos une nuestra rima, nuestras silabas.

Con este amor que te espera en eterna libertad. 

Las ideas de todos los profetas están dibujadas en las paredes, en el olor de esos señores bebiendo cerveza, en la contaminación que bajo presión señala que sí, que somos compañía en la soledad de nuestra palabras distanciadas. 

Una tarde aparecerás frente a mí, y aunque he imaginado ese momento. Creéme que no sabré qué hacer y es muy posible que por eso no haga nada. Pero en mí, ese momento será una tormenta donde tú eres protagonista de todos los sueños y tu boca es el destino de la magia, esa magia que nunca muere y yace en nuestros huesos y labios esperando explotar.
Queda un dibujo que hice sobre arena a punto de ser alcanzada por mar:
¿Qué hay que hacer para alcanzar al Señor?
Uno sólo necesita trasplantar el corazón.
INAYT SHAH
La playa donde se esfuma se llama Embajadores, Santa María. Y ahí está el secreto de lo que nos debemos, y lo desconocido de nuestras almas.

19/3/17

tiempos en cambio

Mi dulce tú
Hubo un tiempo donde te dejaste ir, y fuiste una rosa en las manos de alguien que no tenía intenciones de cuidarte ni quedarse.
Para que mis viejos amigos aparecieran, susurrando bajo la lluvia de soledad y las calles de silencio.
¡Oh como me entregaste al sin descanso de los celos! 
a yacer con la oscuridad de los recuerdos, 
preso de visiones punzantes alimentadas por las veces que la pasabas bien.
y la gente dice que mis ojos reflejan la tristeza de una separación, o el grito de un incendio que arrasaba mis sueños hinchados de aire.
tanto viento fue el que me entregaste,
que aún hoy me mantengo sostenido hacia el sonido de mis rezos
desnudo en el alma como si miles fueran los ecos que me trajeran abajo todo vestido
Pero
y tú.
resurges, renaces
tú vienes y eres brillo de sol, gracia de Dios
misterio que amo aunque odie tus pensamientos
aunque no eres la misma, pero parecieras
que haré con el sentimiento marcado, pero aún hinchado de latir
que haré contigo si no dices y esperas, si hablas pero sin palabras, que contienes pero demuestras, que miras pero piensas lejos
te quiero amar, lo hago sin mediar, incontenible al riesgo.
Mi dulce tú
¿ya volviste? ¿yo volví?


21/2/17

Real Amor

volar implica tener la noción de suelo y cielo, porque es de donde despegar y hacia donde apuntar; para luego por la inevitable fuerza de la gravedad, caer.
Porque hay fuerzas que solitarias no cambian y posibilitan el sentir. Sentimos porque caímos, sentimos porque sufrimos, sentimos porque el tiempo es un sanador pero también un asesino.
los caminos intrincados que hemos experimentado, solo muestran que apenas conocemos algo de la materia del amor, y sobre todo estamos sobre un bote en una láguna apacible en luz de luna. es tranquilo, y la fuerza de la naturaleza todavía no golpea.
y volar para amar, no tiene otro sentido que escapar del mundo ordinario para ser excepcional, para no tener filtros y huir para siempre de todo espacio y tiempo.
te cojo de la mano, cojo tu cintura con interés porque quiero llegar a tu corazón. pero el sexo solo puede servir para vaciarte, ¿no? Piensas que es unión pero en general, solo produce una sensación de que la trascendencia nunca llegará sintiendo tan poco.
esta noche, como se puede presentir, es una noche de calor... con muchas preguntas todavía por responder y quizá con algunas respuestas que no quisiera tener.
No sabemos, no entendemos, pero seguimos viviendo. Pronto tendremos esa lámpara de sal, que será como creer que lo imposible es solo un estado que viene previo a toda creación. Sin destino, sin milagros, solos tu y yo, cogidos de la mano caminando por la vía sideral de galaxias y constelaciones.

21/1/17

tu sonrisa

Hace tiempo que no escribo algo así, pero personas cercanas están afrontando duros momentos  por lutos, enfermedades, rupturas, problemas. Entonces, quiero contarte algo que me enseñaron: Debes tener coraje para vivir, porque la vida es injusta pero por algo llegaste a nacer, tienes un propósito así que debes superar la penumbra con coraje. Ahora, hay dos cosas que te ayudan a eso. 

La primera es que jamás se te ocurra estar solo/a en estos momentos, tú debes acudir a Dios, y Dios no siempre es lo que religiones te muestran. El truco es que Dios existe distinto para todos; así seas un ateo estoy seguro que hay un hijo, un padre, pareja, amigo o mascota por la cual morirías y harías lo imposible. Bueno, él o ella es Dios para ti. Ves, por eso Dios es amor; cuando la crucifixión muestra el sacrificio, la metáfora es para reconocer a Dios. Y con Dios cuando estés mal, nacerá la fuerza para levantarte.


Lo segundo es que debes actuar con valores y cultivar virtudes, porque vivir así te hace fuerte. ¿Sabes por qué? Elegir el bien y transitar el camino difícil te permite entender, que el mal es una onda veloz que Dios no puede detener. Solo tú tienes el poder de frenar el mal. Pero, desgraciadamente, todos somos tontos, sordos, con mala memoria y tropezamos siempre con la misma piedra. Así qué, accidentalmente podrías herir a tu Dios. Pero, si actúas con bien, poco a poco te afectará menos el exterior o lo que otros hagan, poco a poco harás menos daño a otros, sobre todo a quienes amas.

La vida seguirá golpeando, pero cuando halles el coraje para vivir la afrontarás y aprovecharás mejor el tiempo para conocer y cumplir tu propósito. Y el tiempo que pasa es el déspota que a nadie complace.
 

Que Dios y tu fuerza siempre estén contigo.
 

Pd: si dejas de comer animales, eso estaría bien. Ellos son iguales a ti.

18/1/17

Pequeña

Este momento de mi vida se llama pena

I'm not a man of too many faces
The mask I wear is one

Porque aún sigo en shock, creyendo que en realidad en esto del amor no funciona sino solo en físico. ¿será cierto que todas siempre necesitan de contacto y sentirse bien para seguir enamorada? ¿seré yo quien pierde por ceguera suya? Lo que sea, la respuesta es para este momento silencio. 
Y shock. 
Porque ahorita es como escuchar los taladros que construyen cerca de mi casa, pero en interno moldean una informe masa de corazón, unas ganas de gritar y no sentir.
Recuerdo aferrado tu frase, que siempre será mi mantra: Lo que Dios quiera, Como Dios quiera, Cuando Dios Quiera. Rezo por tí, por ella, por mí.

15/1/17

Hola, tú

Es quizá una razón del porqué casi nunca sonríes a toda intención, mostrando los dientes en indetenible naturalidad abierta, que haya algo que todavía no cuaje en tu alegría.
lo presiento y menciono, pero jamás podría decir que es la respuesta final. Esto solo yace en ti.

Pero eso que te falta, como sensación que te contiene, tendría que ver con un vacío. Porque puede parecerte que existes pero no vives, en que estas pero no eres. Casi como presintiéndote incompleta; pues hay algo inenarrable dentro de tus pensamientos, sobre todo a solas en tu cama antes de dormir. Eso que te dice que hay más. Eso es verdadero.

Porque sí lo sabes, y es que todo el barro y metal de este mundo nunca será suficiente para colmarte. Nunca lo ha sido. Hay en ti una búsqueda espiritual, cierta humildad que explica porque le falta esa cuota extra a tu alegría. Porque también en la pena y la tristeza que cobijaste contigo muchas noches, se traza esa carencia. Nada de este mundo tiene un propósito porque esta vida es una estación, un motel de paso, y como todos viniste por poco tiempo y tendrás que partir. Como ya lo sabes. Como ya lo presientes. No importa si quedan décadas, hay algo más perfecto que puede existir, y eso radica en lo espiritual.

Hay muchas cosas que podría indicarte, pero no es todavía mi lugar y hora para contigo. Al menos mientras no empieces.

Te aconsejo, que aproveches desde hoy a iniciar esa búsqueda en serio, a cultivar tu cara espiritual. Nunca ha sido tarde, porque es hora de velar por ti y para ti. Y recuerda el mundo nada te debe, pero Dios siempre ha estado contigo.